http://twitter.com/#!/docconde       
Enfermedades Degenerativas y su Tratamiento con Prolozone

tratamiento enfermedades degenerativos

Para muchos es normal que aparezcan ciertos dolores conforme se envejece, el envejecimiento per se no puede ser considerado como la causa de un dolor crónico. Lo que la mayoría de personas asocia a como dolores provocados por el envejecimiento se debe principalmente a la degeneración de las estructuras que dan soporte y estabilidad a nuestro cuerpo por ejemplo los ligamentos, los tendones, el cartílago articular y los meniscos entre otros. El dolor es la señal que envía el cuerpo como alerta de que algo está mal, los tejidos que más frecuentemente se lesionan en las personas son los ligamentos que estabilizan las articulaciones. Es la debilidad en los ligamentos la principal causa de las enfermedades degenerativas en las articulaciones.

Al producirse la laxitud de ligamentos los huesos que son parte de una articulación pierden su estabilidad, por lo que pueden desplazarse más allá de lo normal e incluso rozar y chocar entre ellos. Generalmente esto se traduce en una sensación de chasquido al movilizar la articulación, en casos más avanzados al examinarse la articulación los huesos se pueden desplazar. Si no se trata la inestabilidad de la articulación fortaleciendo los ligamentos que han perdido su fuerza. Si el problema no es corregido el debilitamiento de los ligamentos aumentara haciendo que los huesos choquen entre si y se producirá la degeneración del cartílago articular.


tratamiento de la artrosis

OSTEOARTITIS

La osteoartritis es la forma más frecuente de artritis que afecta a las personas mayores de 50 años. También es conocida como enfermedad degenerativa articular, pues parte de su componente es la degeneración del cartílago articular lo que produce cambios físicos en la superficie de los huesos que conforman la articulación. Estos cambios se dan principalmente por que las estructuras que ofrecen soporte a la articulación de debilitan, principalmente los ligamentos. La articulación se vuelve inestable y se mueve en exceso, lo que comúnmente las personas identifican como un chasquido al movilizar la articulación (al doblar las rodillas por ejemplo). El chasquido se da por que los huesos que forman la articulación rozan entre ellos, esto hace que se den crecimientos anormales en los huesos. Es a estos crecimientos anormales en los huesos junto a la degeneración del cartílago articular lo que se conoce como osteoartritis.

tratamiento de la artrosis

La osteoartritis se da principalmente en las articulaciones que soportan más peso. Como las rodillas, la columna vertebral, cadera. Entre los síntomas se presenta rigidez al levantarse que desaparece conforme se moviliza la articulación, rigidez transitoria después que se utiliza la articulación.

El pensamiento común es que la osteoartritis es común con el envejecimiento y todos la padeceremos. Esta forma de pensar es completamente equivocada, la raíz de la osteoartitis está en la debilidad de los ligamentos y tendones que dan soporte a la articulación.

El Cartílago Articular
La mayor parte de las articulaciones de nuestro cuerpo están clasificadas como Sinoviales, las cuales permiten un rango de  movimiento amplio, contienen cartílago y capsula articular.

tratamiento de la artrosis

Gracias a sus características las articulaciones sinoviales permiten que el movimiento del cuerpo no sea doloroso. El Cartílago articular cubre la superficie del los huesos que forman parte de la articulación protegiéndoles y evitando que rocen entre si con el movimiento de la articulación.

El sistema osteoarticular es el encargado de brindar el principal sostén a peso de nuestro cuerpo, cada vez que damos que nos movemos nuestras articulaciones son sometidas a un estrés muy fuerte. El cartílago recubre los huesos que forman parte de la articulación por lo que hacen que la superficie articular sea mayor, de esta forma el peso de nuestro cuerpo se distribuye en una superficie más grande por lo que disminuye el riesgo de lesiones.

El cartílago articular es una estructura avascular (no hay vasos sanguíneos le provean de sangre) razón por la cual si se lesiona este tardara mucho en recuperarse, tampoco es inervado por ningún nervio por lo que no transmite señales dolorosas si se lesiona. Su estructura es principalmente colágeno con algunos condrocitos, que son las células encargadas de sintetizar el colágeno y los proteoglicanos que conforman la estructura del cartílago. La capacidad de los condrocitos de replicarse y sintetizar los componentes del cartílago es la clave para comprender el por qué el cartílago se regenera y recupera de las lesiones. Si disminuye el número de condrocitos el cartílago perdería poco a poco su grosor. Diferentes estudios han mostrado que el número de condrocitos no disminuye con la edad (Dr H.J Mankin publicado en el New England Journal of Medicine). No podemos decir que es normal que el cartílago de desgaste con la edad y que es normal padecer degeneración articular al llegar a la tercera edad.

En un cartílago sano, los condrocitos no muestran mayor actividad, es decir no se observa replicación de estos, por lo que es común pensar que el cartílago no se regenera. Al presentarse una lesión en el cartílago, los condrocitos tienen la capacidad de regresar a su estado de condroblastos y llevar a cabo la replicación y reparación del tejido dañado. Debido a que el cartílago no posee vasos sanguíneos que le suministren oxigeno y nutrientes su reparación es lenta.

Como se mencionó antes el daño al cartílago se origina en la debilidad de los ligamentos y tendones que dan soporte a la articulación. Si estas estructuras se debilitan los huesos rozaran e incluso chocaran entre ellos lesionando el cartílago articular, si las lesiones se producen frecuentemente debido a que su reparación es lenta el cartílago no podrá recuperarse por completo.

Muchas personas que a las que se les diagnostica osteoartritis o artrosis no mejoran con los tratamientos convencionales y acaban siendo tratadas quirúrgicamente. La mayoría de personas afortunadamente pueden revertir su problema si corrige el problema que dio origen a todo: la debilidad o laxitud de los tendones y ligamentos.

En casos de degeneración, el Prolozone resulta beneficioso por dos motivos. El primero es que estimula la proliferación celular en los tendones u ligamentos, de esta forma fomenta la reparación y regeneración de estas estructuras lo que les permitirá recuperar la fuerza perdida y dar un sostén apropiado a la articulación, evitando el roce entre los huesos y permitiendo que el cartílago se recupere adecuadamente. El segundo motivo del por qué el Prolozone resulta beneficiosos en los problemas degenerativos es porque también estimula los condrocitos al proporcionarles nutrientes y oxigeno, de esta forma la regeneración del cartílago de dará más rápido.

Los Meniscos

En nuestras rodillas los meniscos son las estructuras que junto al cartílago dan soporte al peso de nuestro cuerpo. Se encuentran localizados entre el femur y la tibia, su composición es 75% colágeno, 13 % proteínas y el resto es matriz extracelular. El colágeno en su mayoría en de Tipo 1 el mismo que conforma la estructura de los tendones y ligamentos. Contamos con dos meniscos medial y lateral, el menisco media tiene un ancho de 10mm y su grosor es de 3-5mm. El menisco lateral tiene un ancho de 12-13mm y un grosor de 3-5mm.


tratamiento de la artrosis

Su función principal es la amortiguar la presión generada al movilizar la articulación de la rodilla, de esta forma junto con el cartílago impide que el peso el cuerpo sea soportado por los huesos y tejidos blandos con forman esta articulación, diferentes estudios muestran que junto al cartílago articular los meniscos amortiguan hasta el 50% de la presión y fuerza mecánica ejercida por el peso del cuerpo al estar en movimiento.

Como toda estructura blanda los meniscos pueden lesionarse, generalmente presentan rupturas parciales y completas. Estas rupturas son más frecuentes en los deportistas ya que estos someten a sus rodillas a una fuerza mecánica mayor ya sea por saltar o cambios continuos de dirección. Cuando un menisco se lesiona se presenta dolor en la rodilla acompañado en algunos casos de la sensación que algo se mueve dentro de la rodilla o que esta se atora con el movimiento. De acuerdo la resonancia magnética de la rodilla las lesiones en los meniscos se clasifican en 4 grados de acuerdo a la clasificación de Mink y Crues. Solo las lesiones clasificadas como grado 3 o 4 se tratan de una forma quirúrgica.

La remoción del menisco (menistectomía) significa que la rodilla perdió el principal amortiguador, se calcula que una vez removido un menisco la fuerza mecánica y estrés que reciben tanto el cartílago articular como el resto de la articulación aumenta hasta tres veces (entre 200 y 300%). Las personas a las que se les ha removido alguno de sus meniscos tienen una predisposición más alta que el resto de padecer artrosis (artritis degenerativa).

Para los casos en que no es necesaria la eliminación quirúrgica del menisco el Prolozone puede estimular la reparación y regeneración de estos. Los meniscos están conformados en su mayoría por colágeno tipo 1 el mismo que forma parte de nuestros ligamentos y tendones, el Prolozone estimula las células encargadas de sintetizar el colágeno dentro de los meniscos logrando que el menisco se recupere completamente de esta forma preservando la integridad de la rodilla y previniendo el aparecimiento de problemas degenerativos más adelante en la vida.